Amigx, mastúrbate.

Nuestro cuerpo tiene una capacidad enorme para proporcionarnos diferentes sensaciones placenteras. Cuando pensamos en la masturbación, es fácil poner todo el enfoque en los genitales y el eventual orgasmo. La verdad es que incluye mucho más y no tiene que terminar llegando a un clímax. Hay mucho valor en explorar nuestra sexualidad sin tener como meta un orgasmo. La masturbación, más allá de sentirse rico, es buenísima para la salud física, mental y emocional si la integras a tu rutina de cuidado y bienestar personal. Es tiempo de aprovechar todos sus beneficios:

  • Es 100% sobre ti y eso no es egoísta. Es simplemente una manera de proporcionarte placer y explorar tu cuerpo sin tener que pensar en las necesidades de otra persona. Qué mejor manera de ejercer el amor propio.
  • Te ayuda a dormir mejor. Los orgasmos ayudan a soltar tensión, lo cual relaja todo el cuerpo. Esto ayuda a que te duermas más rápida y profundamente.
  • Aprendes lo que te gusta y a comunicarlo a tus parejas. Cuanto más explores tu cuerpo, más control tendrás sobre lo que te gustaría hacer cuando compartas la experiencia con otra persona. Se sentirá más natural, ya que no va a ser la primera vez que experimentas esas sensaciones. De igual modo puedes explorar ciertas fantasías para ver si realmente quieres probarlas en el futuro con una pareja.                          
  • Mejora tu estado de ánimo y reduce el estrés. Cuando estimulas tu cuerpo entero o cuando llegas al orgasmo, la ola de oxitocina (la “hormona del amor”), dopamina y endorfinas bajan tu nivel de cortisol (la hormona del estrés).
  • Alivia cólicos menstruales. Masturbarse y tener sexo durante la regla libera endorfinas que pueden ayudar a aliviar el dolor e incluso aliviar otros síntomas del síndrome premenstrual, como los dolores de cabeza.
  • Mejora tu conciencia corporal. Al masturbarnos nos conocemos íntimamente. Esto nos permite prestarle más atención a los cambios sexuales que experimentamos conforme crecemos y maduramos, cuando tomamos medicamentos, en las diferentes etapas de nuestro ciclo menstrual y cuando tenemos cambios hormonales. Cuando estás más conectada a tu sistema sexual, puedes notar cuándo hay algo que está fuera de tu normalidad.
  • Ayuda con el deseo sexual. Estimular tu sexualidad activa tu deseo sexual y ayuda a mantenerlo en un nivel constante.
  • Mantiene tu suelo pélvico fuerte y flexible. Los orgasmos ayudan a contraer los músculos pélvicos, lo que causa la misma activación que los kegels. Tener un suelo pélvico saludable contribuye a tener orgasmos más intensos, a evitar la incontinencia urinaria y a aliviar cólicos menstruales.
  • Ayuda con la productividad y concentración. Si te sientes desconcentrada durante largos periodos de trabajo o estudio, ¡mastúrbate! Te puede ayudar a aclarar la mente entre tareas o puede servir como un break que te recarga las energías, debido a todas las endorfinas que sueltas.

La masturbación es vital en nuestra salud y sexualidad lamentablemente está muy estigmatizada, especialmente para las mujeres cisgenero. Este estigma tiene que ser eliminado. La masturbación es normal, natural y, especialmente, saludable. En cada edad y etapa de nuestro desarrollo, los humanos sentimos curiosidad por la capacidad de gozar de nuestros cuerpos. Explorarlos es una gran manera de aprender lo que disfrutamos. No importa tu edad o género, la masturbación es parte de una práctica de amor y de descubrimiento propio esencial.       

Si recién estás empezando a explorar el mundo del placer propio, aquí hay algunas recomendaciones para juguetes que te pueden ayudar a encontrar lo que funciona para ti:

Dame Products: Kip - Kip es un vibrador estilo lipstick bullet con una forma ergonómica que te estimulará con sus 5 patrones e intensidades. Este juguete (pequeño, pero potente) es una gran herramienta para explorar diferentes zonas como el clítoris con su punta en curva o toda la vulva si lo posicionas en paralelo aplicando presión sobre los labios.

Iroha: Mini - Esta opción es genial como un primer juguete por su potencia y precio accesible. Es un mini-bullet con forma redonda y versátil para adaptarse a la zona del cuerpo que quieras estimular. De esta forma puedes ir explorando qué te gusta antes de invertir en algo muy caro sin saber si se alineará a tus necesidades.

Satisfyer: Pro 2 - El juguete más famoso. Esta opcion es buena si prefieres la sensacion del sexo oral y/o si tienes una dificultad/ te demoras llegando al orgasmo.

 

Autor: Raquel Rottmann