Guía Para Escoger tu Juguete Perfecto

Cuando se trata de comprar sex toys, es muy fácil elegir el color que te gusta y el tamaño y forma más adecuado para tu cuerpo y tus deseos. Pero, ¿alguna vez has considerado cuáles son los materiales de cada producto?

Los juguetes no se clasifican como herramientas esenciales para el bienestar, así que muchas compañías no pasan por el trámite de regular los materiales que se utilizan para fabricarlos. Muchos están hechos de materiales que no están permitidos en juguetes para niños ni de mascotas debido a su naturaleza tóxica.

Por ejemplo, los ftalatos (probablemente el material más común y problemático de los juguetes sexuales) se agregan al plástico para mantenerlo flexible y duradero aunque han sido relacionados a una serie de problemas graves de salud. 

Por esto, es importante que tus juguetes sean de alguno de los siguientes materiales:

    • Silicona Médica: La silicona es la reina de los juguetes de alta calidad. Es fácil de limpiar, no es porosa por lo que no se acumulan ni crecen bacterias ni hongos y puede ser blanda o firme. Es importante fijarse en que sea de 100% silicona médica ya que algunas marcas la mezclan con otros materiales para que los juguetes sean más baratos de producir. Estos no son compatibles con lubricante a base de silicona.
    • Plástico Duro: Los juguetes de plástico duro suelen ser baratos y (generalmente) no porosos. Se pueden limpiar con agua y jabón o algún limpiador de juguetes.
    • Vidrio: Los juguetes de vidrio están hechos de vidrio borosilicatado, mayormente conocido como vidrio pírex. Necesitas una cantidad de presión enorme para romperlos (como tirarlo contra una pared). Estos no son porosos, son facilísimos de limpiar y son compatibles con cualquier tipo de lubricante. También son resistentes al calor y se pueden usar para jugar con temperaturas.
    • Metal: Estos juguetes están hechos de acero inoxidable de grado médico. Se sienten pesados y rígidos para estimular una sensación intensa. Así como los de vidrio, pueden calentarse o enfriarse con un baño de agua helada o caliente, para explorar una sensación nueva. 

Ahora que sabes cuáles juguetes son body safe (seguros para el uso en el cuerpo), puedes escoger el tipo de juguete que más placer te traiga. Comprar un juguete puede ser abrumador, ya que hay muchas opciones para elegir y no puedes exactamente probarlos. No te dejes llevar por lo que habrás escuchado o leído sobre algún producto popular. Cada quien tiene gustos y  necesidades distintas para disfrutar del placer o eventualmente llegar al orgasmo, así que tu juguete adecuado puede ser diferente al de tu mejor amigue. 

Estos son algunos de los modelos clásicos y más novedosos:

  • Bullet (Bala): Estas varían en forma – hay las balas clásicas (tal como dice su nombre), hay las balas “lipstick” que parecen un lápiz de labio y hasta unas con una forma redondeada que encajan perfectamente en la mano. También varían en tamaño e intensidad dependiendo de la marca. Son el primer juguete perfecto porque son simples, no intimidan y suelen ser baratas. Son fáciles de usar y te permite explorar diferentes zonas para encontrar exactamente qué te gusta. Un plus, es que suelen ser chicas así que son fáciles de transportar ya sea a una cita o un viaje.
  •  Succionador: Este tipo de juguete se ha vuelto famoso en los últimos años gracias al Tienen una punta abierta (como una boquita) perfecta para encapsular el clítoris. Se supone que imitan la sensacion del sexo oral, ya que parece que te estuvieran chupando el clitoris. La verdad es que el juguete usa una tecnología que empuja aire rápidamente adentro y afuera creando la sensación de succión. Estos juguetes son buenos cuando sueles tener dificultad llegando al orgasmo ya que son bien eficientes.
  • Maseajador Wand (Varita): Las varas masajeadoras son un clásico en el mundo de los sex toys. Tienen un cuerpo largo y recto con una cabeza redonda y ancha. Ofrecen una estimulación máxima con bastante presión, ya sea directamente al clítoris o en toda la vulva. También se pueden usar como un masajeador para todo el cuerpo (como solían serlo antes de que se volvieran famosas en los 70s por su gran potencial para el placer sexual). Suelen tener una vibración muy potente por lo que se pueden usar sobre la ropa interior si es que la zona es muy sensible.
  • Dildo: Si disfrutas de la penetración o puedes llegar al orgasmo vaginal (sin estimular el clítoris), entonces los dildos pueden ser los juguetes para ti. Los dildos imitan la forma fálica del pene y, así como en la vida real, varían en tamaño, grosor y forma. La mayoría no suelen vibrar aunque muchos vienen con un hueco para tener la opción de insertar un bullet para una sensación extra.
  • Rabbit: Los vibradores “conejito” suelen tener un cuerpo curvo (para estimular el punto-G) y unas “orejitas” externas para la estimulación dual del clítoris y vagina a la vez. Lo que suele variar es la forma de las orejitas que a veces son dos que masajeaba el clítoris entre ellas y en otros modelos es un solo brazo que extiende y reposa sobre el clítoris para estimularlo de esta manera.
  • Plug Anal: Estos juguetes son los que se usan para estimular y/o entrenar la zona anal a recibir placer. La regla más importante para usar juguetes en el ano es que tienen que tener una base ancha. El sistema digestivo es un solo tubo largo, así que es sumamente importante que haya una superficie que ponga el pare para que no corras el riesgo de que se “pierda” adentro. Hay plugs y otros juguetes anales de diferentes tamaños, formas y materiales.
  • Manga: Las mangas masturbatorias se usan en el pene para, literalmente, masturbarlo. La forma clásica parece una linterna con un hueco que imita alguno de los orificios humanos. Ahora existen nuevas tecnologías que ofrecen opciones mucho más sofisticadas y con texturas que varían para proporcionar sensaciones nuevas.
  • Anillo: Los anillos se usan en el pene. Estos evitan que la sangre fluya hacia el pene, lo que hace que las erecciones se sientan más duras y duren más. Hay anillos que vibran los cuales estimulan el pene y también pueden estimular el clítoris si se posicionan para reposar sobre él. Son un gran juguete para implementar durante las relaciones penetrativas.

Antes de decidir qué tipo de juguete comprar, hazte las siguientes preguntas para evitar la póliza de devolución:

  • ¿Quieres vibración o no?
  • ¿Prefieres la estimulación interna o externa?
  • ¿Quieres una estimulación general o algo más específico?
  • ¿Estás buscando algo para usar sola o con una pareja? (Tomando en consideración que la mayoría de juguetes se pueden usar en pareja)

 

Autor: Raquel Rottmann